La cultura andaluza es firme embajadora de nuestra tierra. A nadie escapa la exquisitez de su gastronomía. Algo que Restalia ha sabido convertir en éxito con Cervecería La Sureña, haciéndole un importante hueco en otras culturas, como la madrileña. Porque las franquicias de La Sureña en Madrid son puro arte andaluz a lo castizo.

Madrid es, hoy en día, una ciudad actual, con las últimas tendencias en moda y restauración inundando sus calles. Pero guarda muchos rincones especiales, en los que se respira la tradición más castiza. Esa tradición de verbenas y chulapos. De barquillos y organillos. De zarzuelas y claveles. Retazos históricos, jardines monárquicos, edificios señoriales… Todos conviven con la actualidad más cosmopolita de una ciudad que defiende con nota su título de capital de España.

Y es esa capitalidad la que hace de Madrid un espacio para todos. Cuna de la mezcla de culturas en la que todos sus habitantes, procedentes de diferentes destinos, aportan su granito de arena. De hecho, muchas son las costumbres heredadas de otros países y, sobre todo, de otras comunidades autónomas. Como la andaluza. Porque el Sur, con su gastronomía, es uno de los grandes embajadores de la cultura española. Tanto es así, que Restalia ha sabido recogerlo a la perfección en su franquicia La Sureña, exportándolo a todos los rincones del país y consolidándolo en Madrid como concepto de éxito.

Los Sureños, el nuevo bocata de calamares

Una de las tradiciones más típicas de Madrid es la de comerse un bocadillo de calamares en la Plaza Mayor. Sabrosa costumbre que todo turista que se precie tiene que probar, para poder sentir el lado más castizo de la capital. Claro, que todas las tradiciones se reinventan y se adaptan a los nuevos tiempos. Y ésta no iba a ser menos.

Las franquicias de La Sureña ofrecen en su carta el guiño perfecto a la tradición madrileña con sus Sureños: unos montados con lo mejor de la gastronomía española. Así, cada bocado del Mollete Sureño, hecho con calamares, mahonesa y mojo picón, une lo mejor de Madrid con lo más especial de Canarias. Sin olvidar tampoco el Sureño de Lágrimas, con pollo y salsa césar; el Sureñito, con lomo al ajillo, bacon, queso gouda, tomate natural y mahonesa; o el Serranito, con lomo al ajillo, paletilla de jamón ibérico, pimiento verde y tomate.

La Sureña en Madrid, infinidad de opciones

El exitoso concepto de negocio que ofrece esta franquicia de Restalia hace que cada vez sean más los locales abiertos con su enseña. De hecho, en Madrid podemos encontrar una treintena de franquicias de Cervecería La Sureña, ubicadas en:

  • Importantes calles de la ciudad, como c/ Toledo; c/ Cava Baja; Avda. de Brasil; Avda. Felipe II; Plaza Jacinto Benavente; Glorieta de San Vicente y c/ Postas.
  • Destacados centros comerciales, como C.C. Albufera Plaza; C.C. Montecarmelo; C.C. Plenilunio: C.C. Parquesur; C.C. La Gavia; C.C. Xanadú; C.C. La Vaguada; C.C. Palacio de Hielo y C.C. Plaza Norte 2.

Pero no solo hay franquicias de La Sureña en el corazón de la capital. También las encontramos en las principales ciudades de la Comunidad. Boadilla del Monte; Fuenlabrada (C.C. Loranca); Rivas Vaciamadrid (C.C. H2O); Getafe (C.C. Nassica); Majadahonda; Collado Villalba (C.C. Planetocio); Alcorcón (C.C. Tres Aguas); Las Rozas (Heron City); Villanueva de la Cañada; Sanchinarro y Leganés (C.C. Sambil), son solo algunos de los lugares que disfrutan a diario de La Sureña.

Como ves, un buen puñado de opciones para tener siempre el Sur al alcance de la mano. Y todo gracias a las franquicias de La Sureña, que llenan Madrid con todo su arte andaluz a lo castizo.